viernes, 5 de diciembre de 2014

Luchito Muñoz

Luchito Muñoz, es un músico, interprete, compositor, arreglísta y sonero de origen peruano que se viene desarrollando en el ámbito artístico, con una inclinación más marcada al género salsa e incursionando en la producción musical.
Natural de Lima, nació un 29 de Enero de 1979 en el distrito de la Victoria y vivió toda su infancia en el barrio de la Uv3 del cercado de Lima.
Su padre fue un reconocido pianista de la época de oro de la música criolla y el tango, y fue quien inculcó en él su gusto por el piano aunque nunca quiso que se dedique a la música como profesión. 
Incursionó de manera formal en la música a la edad de 20 años, como pianista solista en diversos hoteles y bares de la ciudad de Lima, con una preparación autodidacta de tan sólo 3 meses, en los que dedicó gran parte del día al estudio del piano, cosa que en su infancia y adolescencia, paradójicamente, pasó desapercibida por no sentirse muy atraído por este rubro del arte, mas siempre hubo un piano en casa que de vez en cuando hacía sonar. 
Interrumpió su nobel carrera musical para seguir estudios en la especialidad de nutrición en la facultad de Medicina de la Universidad Nacional Federico Villareal, cosa que no duraría mucho al descubrir que no podía dejar la música; sin embargo, posteriormente, terminó la carrera de ciencias de la comunicación, de manera paralela al trabajo en la música.
Incursionó en el canto en la orquesta de la Universidad Federico Villareal, donde conoció a Carlos Orellana; un notable pianista que grabó con la Saravá All Star y quien motivó a Luchito a cambiar sus rumbos sonoros  mostrándole el camino auditivo hacia los sonidos del latin jazz; empezando a escuchar nueva música.
Fueron buenos amigos; años después, luego de encontrarse por las redes sociales, Carlos Orellana muere, dejando en él grandes consejos.
2004
Incursiona como cantante de boleros en el Hotel Marriot de Miraflores, junto al cubano Alexis Tamayo (ex habana ensemble) y Julio Tirado en la percusión, habiendo ya recorrido algunas orquestas de salsa locales de manera esporádica y trabajando paralelamente en la Orquesta de Joselito por un corto periodo.
Fue con aquel trío que incursiona bajo la presión rítmica y sonora, en el soneo, al empezar a interpretar salsa y música cubana de manera más exigente.
En el mismo año, integró la delantera de la Orquesta “Oscar Quesada y Los Titanes” con quien trabajó cerca de 4 años.
Se mantuvo musicalmente activo como cantante en diversos géneros y tocando algunas veces el piano en tríos y cuartetos.
2006
Su inquietud por satisfacer sus propias expectativas musicales lo lleva a experimentar con un proyecto de amigos al que llamaron Latin Soul, agrupación que en su inicio no tuvo desarrollo oficial en la tarima, poco tiempo después las cosas “quedaron en el aire” por otros proyectos y por asuntos de trabajo; coincidentemente, muere tempranamente su gran amigo, el cantante y músico Jaime Lurita, con quien inició el proyecto en Lima y con quien compartió gratos momentos musicales desde el inicio de sus actividades artísticas; siempre estuvieron canalizando actuaciones y recomendándose  el uno al otro en las tocadas.
2007
Decide cambiar de aires y mudarse a Trujillo donde supuestamente ingresaría a trabajar a un diario local, cosa que no se concretó por pretensiones económicas pero desarrolló actividades de publicidad independientemente  y se estableció en la ciudad de manera permanente motivado también por asuntos sentimentales.
En Trujillo la realidad administrativa de la música era muy distinta a la de Lima, lo que mantuvo a Lucho alejado un tiempo de la música… se retiró de la Orquesta de Oscar Quesada y meses después decide integrar orquestas locales, justo en la época del auge de la cumbia; y  por asuntos de gusto y comodidad se vio obligado y motivado a hacer  algo al respecto porque consideraba que en la música uno debe de disfrutar  lo que hace y fue así que pensó en retomar el proyecto Latin Soul de manera más formal; el asunto era… con quién?.  
Con algunos músicos de la orquesta local que conformaba y además de su amigo percusionista del Callao, Gonzalo Cerna, empezaron a reunirse para ensayar y tratar de hacer algo distinto; hubo algunas presentaciones pero el asunto no duró mucho por cuestiones de personales y de trabajo por parte de cada músico.
Un día, Luchito, de casualidad escucha a un cuarteto de jazz en Real Plaza Trujillo, y el gusto fue inmediato.
Estaban ahí, el saxofonista Cristian Romero y el Guitarrista Dennis Shapiama, quienes posteriormente formarían parte del proyecto que se retomó por pura casualidad, en realidad lo único que se conservó de aquel proyecto fue el nombre, por cuestiones afectivas en función a la muerte de Jaime ya que este proyecto sería totalmente distinto y superior al inicial. Fue en Latin Soul donde Lucho se desarrolló de manera autodidacta, como arreglista, siendo sus primeros arreglos “susurro indiscreto” cuya letra hispana también es parte de su obra y “baby come back” en versión del nuevo sonido logrado en el grupo:  “salsa fusión”.
Posteriormente incursiona en la composición con temas como “One Sound Chevere”, “Sin Restricción”, etc. Latin Soul logró un sonido original y un performance envidiable gracias a los músicos que lo conformaban, y al concepto de fusión, logrando gran reconocimiento local y a nivel del todo el país y el exterior gracias a las redes sociales.
Se logró una agrupación que interpretaba, latin jazz, boleros, salsa dura y su sonido de salsa fusión, rescatando la esencia de la improvisación en cada uno de sus integrantes y a la fecha, Latin Soul se ha presentado en los principales locales de Trujillo, en todo el norte del país y en los mejores escenarios de Lima.
El sonido fue plasmado en un DVD y en algunas grabaciones que no llegaron a conformar un disco, por asuntos internos.  
Luchito Muñoz, musicalmente más maduro y experimentado está trabajando en un proyecto paralelo a Latin Soul, como solista; produciendo un disco con temas y arreglos de su autoría, en ambiciosos formatos para hacer salsa dura, salsa moderna, festejo, balada, latin funk, etc. Juntado a grandes músicos de todo el país e invitados del exterior, teniendo como resultado un trabajo final de gran calidad y respeto, sobre todo en el medio salsero nacional y produciendo también para otros artistas. 
Este trabajo lo dedica a su padre, quien falleció en el año 2012.
Luchito ha recorrido casi todos los géneros musicales, percibiendo el estilo para cada género, de manera adecuada lo que lo convierte en inusualmente versátil, tanto como intérprete y arreglista; es considerado además como uno de los mejores soneros del país.
Considera como influencias importantes en su trabajo a una gran variedad de artistas como:
Luis García, Oscar Hernandez, George Benson,  José Lugo, Chamaco Ramirez, Ismael Rivera, Cano Estremera, Luis Enrique, Steve Wonder, Eddie Palmieri,  Chick Corea, entre otros.  
Luchito Muñoz no recibió formación académica musical alguna y adjudica su inspiración actual y luz a las grandes almas que lo guían desde otros mundos: 
Jaime, Carlos y su padre.
Nuestro Talento Nacional presente en Sones y Soneros que con Orgullo lo presentamos a través de su Cronología la cual es Respetable y Profesionalismo, muchos éxitos Luchito Muñoz y como siempre esta es tu casa.

1 comentario:

  1. Muy buen arreglista. Un estilo parecido al de carlos oliva para hacer arreglos de temas en ingles pero con su toque personal. Su tema baby come back para mi es el mejor

    ResponderEliminar